8 de noviembre de 2010

En La Nación


Diario La Nación también publicó texto de Álvaro Alaniz


Inclusión de recicladores en ley general de residuos

Por Álvaro Alaniz*

Los ciudadanos necesitamos y exigimos un sistema de retiro de residuos de calidad; algunos también nos preocupamos con más detalle sobre “el cómo” se hace, promoviendo, por ejemplo, el reciclaje.


En las próximas semanas, el Ministerio de Medio Ambiente dará a conocer el anteproyecto de Ley General de Residuos a la opinión pública y lo enviará a tramitación legislativa.

¿Qué puede importarnos? Los residuos y su gestión vienen siendo cada vez más relevantes para ciudadanos, autoridades y empresarios.

Los ciudadanos necesitamos y exigimos un sistema de retiro de residuos de calidad; algunos también nos preocupamos con más detalle sobre “el cómo” se hace, promoviendo, por ejemplo, el reciclaje.

Por eso nos resulta relevante la discusión de esta ley y sus implicancias: sólo imagine que el camión de basura dejara de pasar por su casa.

Los recicladores de base son personas que se dedican a recolectar con sus triciclos, residuos reciclables o reutilizables desechados por nosotros mismos, por las oficinas, locales comerciales, industrias y otros. Son decenas de miles en Chile.

Pero también están en cada ciudad latinoamericana, africana, asiática y europea. Son cientos de millones y nos ayudan, de manera increíble, a disminuir nuestra huella ecológica.

En cada rincón del planeta, emerge un profesional del reciclaje, que sueña con el reconocimiento por parte de la sociedad y la inclusión de su trabajo en la nueva gestión de residuos, que considera el reciclaje una obligación ambiental y la inclusión y dignidad humana, un norte ético.

Muchos recicladores organizados, sociedad civil, municipalidades, gobiernos, organismos multilaterales, empresas y universidades, apoyan la inclusión de los recicladores de base en la gestión sustentable de residuos.

Esta dimensión de la gestión de nuestros residuos implica múltiples beneficios. Primero, la recolección de residuos reciclables es un trabajo digno como cualquier otro, a partir del cual miles de personas generan ingresos para sostener a sus familias, educar a sus hijos y mejorar su calidad de vida. Segundo, genera un aporte notable al medio ambiente: ahorra recursos naturales y energía, disminuye el CO2 en la atmósfera y prolonga la vida útil de rellenos sanitarios.

Tercero, es un ámbito de desafío y oportunidad para toda la sociedad. Podemos y debemos mejorar nuestra gestión de residuos, evitando desperdiciar recursos valiosos.

Estas semanas, en el marco de la presentación del anteproyecto de esta Ley General de Residuos, tenemos una oportunidad única de pensar qué hacer con ellos, de informarnos, debatir, sentirnos ciudadanos, capaces de influir en nuestra realidad, y ejercer el derecho a opinar qué se hace con nuestros residuos.

*Fundación Avina