17 de noviembre de 2008

Recicladores proponen Centros de Reciclaje comunales

Recicladoras y recicladores organizados concluyeron su Congreso Metropolitano, realizado el sábado 29 de noviembre en las dependencias de la Ilustre Municipalidad de Peñalolén, señalando la necesidad de que cada municipio en la Región, favorezca la construcción de centros de reciclaje, protegiendo el medio ambiente, fortaleciendo esta actividad económica y fomentando la inclusión formal de los profesionales del reciclaje.

La labor de los recicladores está en transición hacia una escala económica mayor. En este momento, se conocen dos tipos de prácticas de reciclaje comunal: los “operativos de limpieza”, donde se coordinan recicladores, vecinos, municipios y empresa para la disposición en un punto determinado de material domiciliario reciclable; y también los llamados “galpones de reciclaje”, que son sitios dispuestos de manera segura, donde se almacenan residuos reutilizables o reciclables como cartón, vidrio y plástico.

El desafío ahora es superior, la propuesta de las y los recicladores es “contar con centros de reciclaje modernos, gestionados conjuntamente entre municipios, empresa y recicladores organizados” así lo señalaron en las conclusiones del Congreso Metropolitano.

Juan Aravena, presidente de la Agrupación de Recicladores de Peñalolén, señaló que “esperan que los municipios se den cuenta de la importancia del trabajo de las y los recicladores en sus comunas”, añadiendo que es necesario el apoyo municipal en esta labor que deja beneficios económicos, sociales y ambientales para el país.

Cada iniciativa de reciclaje evita el aumento de material en los rellenos sanitarios o vertederos. Así lo señala Hans Willumsen, Jefe del Departamento de Control de Contaminación de CONAMA, explicando que hoy la disposición de residuos en rellenos que cumplen con todas las exigencias ambientales se acerca al 60%, a nivel nacional; mientras que en la Región Metropolitana, este estándar se cumple casi en un 100%. “Buscamos no sólo un mejoramiento de estándares, sino que esencialmente la minimización y el reciclaje. Por lo tanto, nos parece de la mayor trascendencia fortalecer la actividad de los recicladores, a través del reconocimiento y el mejoramiento de la gestión”, indicó Willumsen.

En Chile se estima que 180 mil las personas viven del reciclaje, emprendiendo esta profesión en condiciones de informalidad, a pesar de lo cual, generan un positivo aporte económico, ambiental y social. En cuanto a la participación de la mujer, se estima que son el 40% del total de los recicladores, recuperando en promedio cerca de 36 toneladas anuales de residuos.